domingo, 24 de abril de 2011

La violencia como patrimonio cultural...



Aprovechando que mi tiempo libre continuara una semana más (si no es que un poco mas de tiempo) y recordando este blog que ya estaba quedando en el abandono, escribo de nuevo con las intenciones de hacer un poco de conciencia, hace pocos días me entere por medio de una organización que se pronuncia en contra del maltrato animal que el ministerio de cultura francés anuncio que la tauromaquia se ha convertido en patrimonio inmaterial del país galo bajo los estándares de la UNESCO. Dicho anuncio se dio coincidiendo con el inicio de la feria de pascua de Arles, donde miles de fanáticos de los toros asisten para degustar las corridas de toros, que son toda una tradición en Francia, aunque la decisión se tomo a principios del año corriente, no se había anunciado y estaba pasando desapercibida dicha noticia, convirtiendo a Francia en el primer país con tradición taurina en ejercer este tipo de acción.
La propuesta vino por parte del Observatorio Nacional de Culturas Taurinas, que tiene su sede en la ciudad de Arles, y del cual es presidente André Viard, quien alega que la introducción de la tauromaquia como patrimonio inmaterial obedece meramente a aspectos científicos y que se encuentra presente en este país desde mediados del siglo XIX y que actualmente es una practica muy popular y sentada en bases tradicionales muy antiguas, el ministerio de cultura no quiso entrar en polémicas diciendo que esta decisión se hace sin ningún juicio de valor y sin afán de enfrentar a detractores con seguidores.

Sigo sin poder creer que un país pionero en materia de derechos humanos, cuna de grandes pensadores y que posee una gran tradición de belleza y arte, pueda ser el primero en reconocer la irracionalidad humana como algo arraigado a su cultura y digno de celebrarse, una decisión así a mi parecer es reconocer que la violencia es parte del sentir de todo un país, la crueldad es gozo para el pueblo.
Tuve la oportunidad de ver una encuesta realizada en Francia donde una gran parte de la población se pronuncia en favor de una prohibición como la que entrara en vigor en de enero de 2012 en Cataluña, donde el parlamento autónomo por votación abolió las corridas de toros, sin entrar en discusiones acerca de la situación de Cataluña y otras comunidades autónomas con el gobierno central español, es una medida que desarraiga a la sociedad de practicas de tortura y exaltación de la violencia hacia otros seres con los que compartimos el mundo, quien crea que ver a un animal ser maltratado hasta la muerte es una diversión que vale la pena ser declarado como parte de la historia y cultura de su país con la justificación que se le dé, realmente no ve mas allá de sus narices y no posee ningún respeto por la vida, si nos jactamos de ser los únicos animales racionales, viene siendo hora de demostrarlo, dejemos de apoyar a estos eventos donde la sangre y el dolor son el evento principal y pronunciémonos en favor de la abolición de estas practicas salvajes e irracionales.
¡Ni arte ni cultura!